Cada pleno es un nuevo derroche económico, en reconocimientos de créditos extrajudiciales, o sea, en aprobar facturas, sin consignaciones presupuestarias y en consecuencia, sin concurso público, o sea, a dedo, (elevando un 30% la prestación del servicio), sumando más de 6 millones de euros, en el primer año de Gobierno, lo que supone un sobrecosto de casi 2 millones euros que tenemos que pagar la ciudadanía por la incapacidad del grupo de Gobierno

La concejal y portavoz de Vox Telde Esmeralda Cabrera una vez más valora negativamente que se vuelva a celebrar un nuevo pleno municipal ordinario vacío contenido, lo que viene a confirmar las denuncias públicas de Vox Telde ante la falta de iniciativa y desidia del grupo de Gobierno a la hora de abordar los temas municipales que realmente afectan a los vecinos. Los plenos municipales son un pulsómetro de la actividad política en el Ayuntamiento. Sin duda, Telde sufre el peor Gobierno de la historia política de la ciudad.  

LA GESTIÓN POLÍTICA MUNICIPAL SIGUE PARALIZADA 

En Telde la paralización de la vida política y social, por la inexperiencia, vagancia, incapacidad y falta de voluntad política del 90% de concejales y asesores, tiene un sobrecosto añadido a los contribuyentes, o sea, además del gasto económico a la ciudadanía del pleno para que los bisoños de Juan Antonio y su grupo de Gobierno se distraigan y diviertan jugando con el móvil durante las sesiones plenarias, cada pleno es un nuevo derroche económico, en reconocimientos de créditos extrajudiciales, o sea, en aprobar facturas, sin consignaciones presupuestarias y en consecuencia, sin concurso público, o sea, a dedo, (elevando un 30% la prestación del servicio), sumando más de 6 millones de euros, en el primer año de Gobierno, lo que supone un sobrecosto de casi 2 millones euros que tenemos que pagar la ciudadanía por la incapacidad del grupo de Gobierno de convocar la mesa de contratación para adjudicar los servicios municipales y seguir pagando alegremente adjudicaciones al dedazo, con el sobrecosto añadido.  

UN GOBIERNO AGOTADO, CON LA GESTIÓN POLÍTICA PARALIZADA, SIN HOJA DE RUTA NI PLAN DE  ACTUACIÓN MUNICIPAL  

Vox Telde viene visualizando durante casi un año la falta de voluntad y capacidad política del grupo de Gobierno para abordar los asuntos que preocupan a la ciudadanía.  

Vox Telde pide al alcalde Juan Antonio Peña hacer un uso responsable del dinero de nuestros impuestos.  

VOX Telde exige al grupo de Gobierno de Telde que se invierta el dinero de los contribuyentes en servicios públicos. Si hay un millón de euros para fiestas y subvencionar medios de de información, tiene que haber dinero para cubrir los servicios básicos. No parece proporcionado que mientras hay un millón de euros para fiestas y pagar tapas de papas arrugadas, no haya dinero para Servicios Sociales, para ayudas de alimentos a las familias en exclusión social, ni para asfaltar un centímetro de carretera. 

En realidad el grupo de Gobierno de Telde nunca ha sabido qué quieren para la ciudad. Ya lo hemos dicho hasta la extenuación que no se puede gobernar una gran ciudad sin programa de actuación municipal ni hoja de ruta.  

El alcalde Juan Antonio Peña y su grupo de Gobierno de Telde se mueven y funcionan en la improvisación permanente a golpe de ocurrencia, a remolque de VOX Telde y de las redes sociales, con el único fin de salir en la foto, en el tiktok y de llenar titulares a sus medios informativos subvencionados, pero sin ningún trasfondo serio que beneficie a los vecinos de nuestra ciudad. 

TELDE NO AGUANTA MÁS  

Un año después la inacción del grupo de Gobierno de Telde es palmaria aplazando el pleno de mayo a junio a ver si pueden rellenar de contenido con sus pipiolos, hasta este viernes 7 de junio, (casi dos semanas después de lo previsto). 

Otro pleno municipal que pagamos los contribuyentes vacío de contenido, con una convocatoria insulsa, ridícula, cuyo contenido se reduce a una adenda en Servicios Sociales a otro reconocimiento de crédito extrajudicial para limpieza, entre muchos RCE con el costo añadido de un 30% de haberse sacado a concurso público a través de la mesa de contratación. En un año el Gobierno ha pagado por la puerta de atrás más de 6 millones de euros, lo supone un sobrecosto, un encarecimiento de casi 2 millones de euros.  

El de este viernes día 7 de junio será otro pleno vacío de contenido cuyo retraso coincidirá con el cobro de la paga doble del alcalde (63.000 euros anuales) de sus tenientes de alcalde (52.000 euros), de sus concejales (algunos pluriempleados, compatibilizando el sueldo del Ayuntamiento con el de sus empresas) y asesores (45.000 mensuales, cada uno), cuyos sueldos NESCAFÉ y su nula productividad.