Las acciones se están centrando en la recogida de residuos sólidos urbanos, en el saneamiento de la red de agua de pluviales, además del saneamiento de barrancos. Ante las lluvias, el objetivo es retirar obstáculos que impidan el curso del agua y evitar inundaciones

 El área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que dirige la concejala Inmaculada Medina, ha desplegado un plan preventivo dotado con más de un centenar de operarios y un total de cuarenta unidades ante la posibilidad de que se produzca un Fenómeno Meteorológico Adverso (FMA) por fuertes lluvias este fin de semana.   

El plan preventivo se puso en marcha desde la tarde de este jueves para hacer frente de una manera más efectiva a las consecuencias que pueda tener el FMA. Las acciones se están centrando en la recogida de residuos sólidos urbanos, en el saneamiento de la red de agua de pluviales, además del saneamiento de barrancos. Ante las lluvias, el objetivo es retirar obstáculos que impidan el curso del agua y evitar inundaciones. 

Aunque las acciones abarcan todo el municipio, el Ayuntamiento trabaja en más de 15 zonas que son detectadas como zonas de riesgo, como son San José, Reina Mercedes, el barranco de Tamaraceite, el barranco de La Ballena, Arenales, La Isleta, Guanarteme o el Barranquillo Don Zoilo. 

Desde el Consistorio se llevan a cabo de manera rutinaria este tipo de intervenciones tanto en barrancos como en alcantarillado, pero estos días se han doblado los recursos tanto humanos como de maquinaria.